La Policía de Middletown (Ohio, EE.UU.) ha revelado escalofriantes detalles sobre la muerte del niño James Hutchinson, de 6 años, cuya desaparición fue reportada por su madre el pasado fin de semana.

La mañana del domingo, Brittany Gosney, junto con su novio James Hamilton, llegó a una estación policial de la ciudad para reportar que su hijo menor había desaparecido. Los agentes lanzaron de inmediato una operación de búsqueda, publicando solicitudes de ayuda y distribuyendo fotografías del niño con la esperanza de que alguien lo hubiera visto.

Sin embargo, en el curso de la investigación las autoridades descubrieron que Gosney y Hamilton les habían mentido. El niño no desapareció: fue asesinado a sangre fría y, según creen los uniformados, la pareja arrojó su cuerpo al río Ohio.

Noticia anteriorMetro y Teleférico de Santo Domingo extienden sus horarios de servicio