Compartir:

              

No sabemos las razones de la destitución del Ministro de Salud Pública, Plutarco Arias. precisamente en estos momentos, la comunicación política indica que sean cuáles fueren estas, el momento de hacerlo público fue muy oportuno para acallar las protestas por los casi 10 pesos subidos de golpe y porrazo al combustible por parte del Ministerio de Industria y Comercio.

Dicho esto, habrá que ver hasta donde estarán los asesores del presidente dispuestos a llegar sacrificando en el altar de la opinión pública a los dirigentes del PRM, eso a largo plazo no ha funcionado en casi ningún país del mundo, porque tarde o temprano, las huestes van por la cabeza.

Ahora no importa lo que diga la investigación de las jeringuillas, en el imaginario popular al destituirle antes,  le pusieron el sello de corrupto e ineficiente. 

El Ministro que no es tonto se dió cuenta y salió delante, muy elegantemente a defender toda una vida de ejercicio profesional, pero ya, de nada servirá. ¿Realmente valió la pena? 

[email protected]

¿Por qué usar Fibrasina?

Colabora con El Pregonero Click aquí para donar

Compartir: